LLEGA EL IRPF 2012, ¿DEBO PRESENTAR DECLARACIÓN?

Según los artículos 96 de la LIRPF y 61 del RIRPF están obligados a presentar declaración (autoliquidación o borrador) del impuesto sobre la renta de las personas físicas los siguientes contribuyentes:

A) Contribuyentes que hayan obtenido en el ejercicio rentas superiores a las cuantías que para cada clase o fuente se señalan a continuación:

  • Rendimientos íntegros del trabajo:
  • 22.000 euros anuales con carácter general.
  • 11.200 euros anuales cuando los rendimientos procedan de más de un pagador, con las siguientes excepciones:
  • Cuando las cantidades percibidas por el segundo pagador no superen los 1.500 euros. En este caso el límite será de 22.000 euros.
  • Pensionistas cuyos únicos rendimientos sean las prestaciones pasivas del artículo 17.2 de la LIRPF.
  • 11.200 euros anuales cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
  • 11.200 euros anuales cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
  • 11.200 euros anuales cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.
  • Rendimientos íntegros del capital mobiliario: (dividendos de acciones no exentos, intereses de cuentas, de depósitos o de valores de renta fija, etc.) y ganancias patrimoniales (ganancias derivadas de reembolsos de participaciones en Fondos de Inversión, premios por la participación en concursos o juegos, etc) siempre que unos y otras hayan estado sometidos a retención o ingreso a cuenta y su cuantía global no supere la cantidad de 1.600 euros anuales.
  • Rentas inmobiliarias imputadas[1], rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de Letras del Tesoro[2] y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto de 1.000 euros anuales.

B) Los contribuyentes que hayan obtenido en el ejercicio 2012 exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, del capital (mobiliario o inmobiliario) o de actividades económicas, así como ganancias patrimoniales, sometidas o no a retención, hasta un importe máximo conjunto de 1.000 euros anuales[3] y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 euros, en tributación individual o conjunta.

[1]La imputación de rentas corresponde a bienes inmuebles, excluida la vivienda habitual y dos plazas de garaje (como máximo) siempre que estén en el mismo edificio que la vivienda habitual y fuesen adquiridas en el mismo momento. También se incluye el terreno no edificado.

[2]Las Letras del Tesoro son capital mobiliario y tributan en el apartado de rendimientos de capital mobiliario, pero a efectos de conocer la obligatoriedad de tributar se sitúan en un apartado diferente al resto de rendimientos de capital.

[3]Los límites de este apartado son  independientes de los del primero, en todo caso pueden actuar como criterio corrector del primero para rentas de escasa cuantía. En consecuencia, si un contribuyente no está obligado a declarar por la naturaleza y cuantía de las rentas obtenidas conforme a los límites y condiciones del primer apartado no será aplicable el segundo apartado. Pero en caso de que de la aplicación del primer apartado el contribuyente estuviera obligado a presentar declaración, debe acudirse al segundo apartado para verificar si opera la exclusión de la obligación de declarar al tratarse de rentas de escasa cuantía.

Advertisements
This entry was posted in Fiscalidad and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s